Inicio Bernardo TV Participe Archivo
ENTREVISTAS
Ampliar tipografía Reducir tipografía Recomendar el sitio Imprimir la página Agregar a Favoritos
Entrevista a Oscar Alende

REVISTA EXTRA - AÑO XVI - Nº 191 - MAYO 1981

"SERE UN AFILIADO MAS DEL PARTIDO"



El motivo de la entrevista: su renuncia a la conducción partidaria. A partir de esta actitud surgieron otras declaraciones sobre el país y un tema que lo preocupa intensamente: la juventud argentina frente a la política.

Extra: ¿Cuál es su situación actual en el partido, después de su renuncia, alejamiento de la presidencia?

Oscar Alende: En 1976 o 1977 en un reportaje en Extra aseguré que nunca abandonaría la acción política. Y hoy soy coherente con aquella afirmación. Mientras tenga condiciones físicas e intelectuales seguiré trabajando y actuando.

Extra: Pero usted presentó su renuncia a la conducción partidaria.

Alende: Es un tema distinto. Hace dieciocho años que soy presidente del partido. Primero, lo fui de la UCR. He pedido mi relevo en la conducción partidaria para que se organice e instrumente y así pasar a ser un afiliado más. No renuncié porque la situación legal de los partidos no me lo permite.

Extra: ¿Por qué lo hizo?

Alende: Porque me resulta difícil explicar a la gente joven, que quiere participar y ocupar funciones jerárquicas en el partido, que desde hace casi dos décadas soy presidente. Parece que veinte años de proscripción del peronismo no sirvieron para nada. La juventud no encontró posibilidad de expresarse y se volcó a corrientes que golpearon en sus sentimientos y emoción, y el resultado lo conocen todos. Eso es lo que quiero evitar.

Extra: ¿Queda claro que usted no se aleja de la política?

Alende: No me alejo de la política. Sólo me someteré disciplinada y honestamente a las resoluciones de la comisión de acción política que preside Juan Carlos Manes. Lo haré como un afiliado más del distrito de Lomas de Zamora. De esta manera el partido da el sentido ético de lo que será su próxima, y espero que pronta, reorganización interna. Además establece la posibilidad de que todas las provincias, y no sólo las que están representadas en el Comité Nacional, puedan expresar su opinión en cuanto al futuro partidario.

Extra:
¿Con su actitud pretende influir en otros sectores políticos para que sigan su ejemplo?

Alende: No. Cada cual resuelve de acuerdo con lo que le corresponde.

Extra:
En una columna política se dijo que usted renunciaba a la presidencia por diferencias con otras corrientes internas. ¿Es cierto?

Alende: En los últimos cinco años se acentuó una tendencia a procurar divisiones en los partidos y en los gremios. Por esto aparecen los comentarios no ajustados a la realidad. Es natural que en un partido democrático existan líneas y que las opiniones no estén uniformadas. Sería muy penoso que el criterio de los afiliados sea aborregado.

Extra: Pero... ¿existen serios enfrentamientos internos?

Alende: En la última reunión se resolvió fortalecer la imagen y posición individual del Partido Intransigente. Esto coincide con un dato ilustrativo: en los últimos tiempos todos los partidos aparecieron divididos, o con serias diferencias, instigados por los apetitos del Gobierno. El único que se mantuvo al margen de la situación fue el Intransigente, a pesar de las disímiles opiniones.

Extra: ¿Por qué el Partido Intransigente se mantuvo al margen de esa situación?

Alende: No tuvimos disidencias públicas respecto de la conducta partidaria frente al gobierno de facto, porque es la reiteración del comportamiento que mantenemos desde hace cincuenta años.

Extra: ¿Cuál es la base de ese comportamiento?

Alende: Mantener vívida la imagen y conducta de Hipólito Yrigoyen, que promovió la existencia de un partido orgánico sobre la base del respeto al pueblo y la defensa del sufragio. Y como los gobiernos de facto implican la negación del voto, nosotros tomamos la actitud de defender la Constitución Nacional y el sistema democrático.

Extra: El hecho de haber pedido su relevo y la intención de hacer participar a las provincias que no tienen representación en el Comité Nacional significa lanzar el partido a la calle y desconocer las leyes vigentes.

Alende: Parece un interrogatorio judicial y yo prefiero atenerme a los hechos. La veda política ha desaparecido, de hecho, en el mismo momento en que Martínez de Hoz escuchó el primer discurso del presidente Videla, en compañía de los integrantes de la Sociedad Rural, del Consejo Industrial y de la Unión Industrial. De manera que el primer procesado debió ser el ministro.

Extra: ¿Pero su partido desconocerá las leyes vigentes?

Alende: Como en todas las épocas de gobierno de facto, tenemos dos alternativas: cumplir con todas las medidas antidemocráticas y emanadas del poder, o cumplir con el estatuto de nuestro partido, que es un instrumento legal porque está probado por la justicia electoral. El estatuto nos obliga a asumir la responsabilidad de la conducción partidaria y hacer cumplir los deberes del partido, que son los del país. Entre seguir los dictados del Estatuto y las cláusulas coyunturales de gobiernos no legales, optamos por lo primero.

Extra: Usted mencionó que es intención de la mesa directiva del Comité Nacional otorgar participación a todas las provincias. ¿Qué significa?

Alende: En estos momentos, en las reuniones de la mesa directiva tenemos presencia permanente de los representantes de Capital, Buenos Aires, Córdoba, San Luis, Santiago del Estero y Neuquén. La Comisión de Acción Política arbitrará todos los medios para tomar contactos con el resto. Seguramente será un trabajo dúctil y proficuo que estará muy por encima de lo que pueda suponer la presencia de cada uno de los representantes del partido.

Extra: ¿Cuando se instrumente la salida democrática asistiremos a un nuevo modo de vida política, que termine con los enfrentamientos y asegure la estabilidad?

Alende: Aspiro a que así sea, porque es una necesidad perentoria que no puede dejarse de lado. La situación del país es extremadamente grave. Hay muchos temas que no tienen solución, o, por lo menos, son muy difíciles de resolver. Esto sucede en lo exterior, económico social, en lo instrumental y en lo institucional.

Extra: ¿Cuál es la situación del país?

Alende: Estamos viviendo una crisis grande y profunda. Tenemos un pueblo desinformado, con falta de confianza y de fe; y con una situación de protesta generalizada que no encuentra los carriles para poder expresarse. La gente no se ha despojado del terror impuesto a la ciudadanía desde los dos extremos. El país requiere un proceso nuevo aprovechando las experiencias del pasado y mirando al futuro, en un ambiente democrático donde no se le tema ni a la vida ni a los jóvenes.

Extra: ¿Usted pide la democratización urgente?

Alende: Urgentísima. Y lo hago desde hace años. Si el Gobierno hubiera atendido muchas expresiones que quedaron en el olvido referidas, por ejemplo, al Beagle y al enfoque económico, las cosas hubieran andado mejor, y no nos encontraríamos en la crisis actual.

Extra: ¿Queda espacio político para un nuevo partido?

Alende: En nuestro país es seguro el fracaso de un partido oficial, gestado desde el Gobierno. Pero para otros movimientos, el espacio de acción lo decidirá el tiempo.

Extra: ¿Cree que la juventud está defraudada por los políticos?

Alende: La juventud está mal informada porque carece de posibilidades para hacerlo. Tiene muy fresco el recuerdo de los malos momentos pasados. El gravísimo riesgo que se corre es que, de golpe, aparezcan los latiguillos que toquen el sentido de generosidad de la juventud y la historia vuelva a repetirse, sin que nosotros podamos ayudarlos a canalizar la vocación política a través de la reflexión y de la propia experiencia.

Extra: ¿Pero su generación política los representa?

Alende: La juventud tiene un destino: llegar al medio social, con el que no están comprometidos, para demandar contra sus injusticias. Cuando ella no puede resolver por sí misma, tiene que hacer un verdadero esfuerzo para saber quién las interpreta y quién las usa.

Extra:
De vez en cuando, en política de raíz yrigoyenista revive la idea de unificar todos los partidos surgidos del viejo tronco radical. ¿Cuál es su opinión y su actitud al respecto?

Alende:
Son temas que deben ser analizados en el seno del partido cuando las condiciones políticas lo permitan.

Extra: ¿Cuál fue esa estrategia?

Alende: Estar con un pie dentro del gobierno de facto y con otro en la oposición. Pero esto no es más que una diferencia. El rumbo definido del Partido Intransigente se tomará cuando esté reorganizado. En estos momentos nuestro pensamiento está volcado a reforzar la estructura partidaria, exhibir su conducta inalterable y aparecer como el genuino representante del pensamiento radical yrigoyenista.

 

 

Bernardo Neustadt

 

Ampliar tipografía Reducir tipografía Recomendar el sitio Imprimir la página Agregar a Favoritos
Ver más entrevistas de Neustadt
Entrevistas de Neustadt
  Bernardo Neustadt TV
Ver más videos
  Fotos destacadas
Ver más fotos
  Bernardo 2.0
ODEO YouTUBE Flickr
 A mis amigas y
 amigos...
20 de Agosto de 2009
El día del periodista: un pequeño homenaje y algo más. Nota de Gabriela Pousa (5 de junio de 2009) en conmemoración al día del periodista 7 ...
Ver nota
Publicaciones
Archivo de publicaciones de Bernardo Neustadt
Archivo de publicaciones de
Bernardo Neustadt
XML
ODEO YouTUBE Flickr